AHORA QUE ESTÁS SIN PEGA, ESTOS SON LOS PASOS QUE PODRÍAS SEGUIR PARA ESTAR MÁS TRANQUILO

Sí, estar sin trabajo es una de las cosas más angustiosas que pueden vivir las personas; sin embargo, el primer paso para todo es mantener la calma. Sabemos que puedes llevar un par de semanas o varios meses sin encontrar trabajo, y por lo mismo nuestra misión es darte algunos tips para que la búsqueda sea más fácil:

1. Que tu presentación impresione

Lo primero que ve un empleador en el curriculum es la presentación. Si bien no puedes aspirar a crear algo ultra fantástico como podría ser el CV de un diseñador, puedes pulir aquellas habilidades en las que destacas, y sacarles provecho para armar tu presentación.

La clave de una excelente presentación es que el primer párrafo convenza. Desde esa base, cuida cada una de tus palabras y dales un enfoque desafiante, como si no fueras tú quien nos necesita, sino ellos a ti.

2. Haz conexiones

Esto tenlo muy claro: No importa qué tipo de trabajo estás buscando, siempre necesitarás contactos. Desde ahora puedes comenzar a presentarte entre la gente, entre los amigos de tus amigos, y entre la familia como alguien con increíbles capacidades laborales. Incluso si tienes manejo de Internet, puedes armarte un perfil de Linkedin y comenzar a hacer contactos.

3. Búscate en Google

Nunca sabes qué tipo de empleador es el que te busca, pero hay una cosa clara, y es que hoy todo está expuesto en Internet. ¿Te imaginas que lo primero que aparezca en Google sea tu cuenta de citas online? Lo mejor es que comiences a limpiar tus redes y a ponerte en el lugar de tu empleador. Él querrá ver que eres un profesional.

4. Usa tu seguro de cesantía

No tengas miedo a ocuparlo, pues es tuyo y es tu salvavidas en estos momentos de intranquilidad. Lo recomendable es que te entreguen el seguro en “cuotas”, de esa manera podrás administrar mejor ese dinero, y estar tranquilo.

5. Pierde el miedo a emprender

Emprender es mucho más que armar una “graaan empresa”. Emprender es ocupar tu talento, tiempo libre, y ahorros (que puedes tener a partir del seguro de cesantía) para armar algo tuyo que te genere dinero y felicidad. Si es un carrito de sopaipillas o es un start-up, lo importante es que te haga sentir cómodo.

A veces el tiempo de cesantía es la mejor oportunidad para comenzar a independizarte.

Somos lo que queremos construir de nosotros mismos, y el valor de eso está en ti. ¡No te desesperes, y ocupa bien tu tiempo!

Comparte:

Deja un comentario