ESTAS SON LAS CONSECUENCIAS DE NO APRENDER A CONTROLAR TUS DEUDAS

Hace un tiempo te explicamos en una nota algunas maneras de no sobre endeudarte. Sin embargo nunca estamos libres de esto, y por más que podamos salir de las deudas, siempre hay un riesgo de volver a caer.

Aún así, es imprescindible que entiendas, como te mostramos en el video, que existen deudas buenas y deudas malas. Si te diste cuenta que asumiste una deuda mala, queremos que estés atento porque estas podrían ser las principales consecuencias:

1. Una deuda no muere hasta que la pagas

Es decir, no prescriben. Por lo tanto, una consecuencia no menor de no aprender a controlar tus finanzas, es tener un fantasma de por vida que te aceche y perturbe. Puede sonar emocional, sin embargo no hay nada que cause mayor felicidad en una persona que acostarse sin problemas y despertar sin angustias; y, por el contrario, no hay nada que cause más angustia y pesadumbre que perder el control de lo que hacemos.

2. Círculo de vicio

Te lo pondremos en un ejemplo: Ganas $400.000 y tienes deudas por $200.000. No alcanzas a llegar a fin de mes con $200.000, entonces recurres a los créditos; así adquieres una nueva deuda de $200.000 que jamás terminarás de pagar, porque siempre te va a faltar dinero para llegar a fin de mes.

3. Cobranzas extrajudiciales

Si llega el minuto en que perdiste totalmente el control de la deuda, entonces te verás sometido a las cobranzas por parte de la entidad financiera que te prestó dinero, o un servicio, o un producto. Así, ellos tendrán “derecho” a llamarte entre Lunes y Sábado, desde las 8:00 am hasta las 20:00 pm; y también a que te envíen documentos de cobranza bastante seguido.

4. Gastos de cobranza

Imagina que llega la hora de pagar tu deuda y no tienes con qué; en ese minuto la casa comercial, o el banco puede esperar 15 días para comenzar a generar gastos de cobranza. Es decir, desde el día 15 en adelante el acreedor puede cobrar un monto extra por concepto de atraso en el pago de la deuda (mora). El porcentaje extra se aplica sobre el monto de lo adeudado (aunque no sobre la deuda completa) por lo que no es lo mismo deber una cuota que dos.

5. Cobranza judicial

Si no pudiste pagar tu deuda luego de 90 días de haber vencido, lo más probable es que la entidad financiera genere una demanda ante un juez. Este determinará cuál es el “castigo” que tendrás por no haber pagado, y puede resultar incluso en el embargo de tus bienes.

Como ves adquirir una deuda no es un chiste, y por eso lo mejor es que mientras logras estabilizar tu situación, priorices los gastos, y las deudas que tienes. Un buen ejercicio es pagar primero aquellas deudas con intereses más altos, de esta manera evitarás que sigan creciendo y te absorban por completo.

SI DECIDISTE COMPRAR UNA CASA CON UN CRÉDITO HIPOTECARIO, ESTO ES LO QUE DEBES TENER EN CUENTA

Querer tu casa propia es tan válido como no tener cómo pagarla en este minuto. Sin embargo, siempre hay opciones para lograr este sueño, y una de esas es el famoso Crédito Hipotecario.

Si tomaste ya la decisión de solicitar este medio para financiar tu casa propia, entonces viene la segunda etapa: tener en cuenta todas las estimaciones y requerimientos. Así que para hacerte la tarea fácil, en este post te resumimos lo que debes considerar:

1. No todas las tasas de interés son iguales

Antes de ver los tipos de tasas de interés, debemos saber que las mensualidades de los créditos se pagan en UF, y el valor de ésta aumenta constantemente.

Tasa fija: Se pacta una cuota mensual en UF y un interés fijo por cierta cantidad de años. El valor de los pagos mensuales llamados “dividendos” serán siempre los mismos (sin embargo la UF irá variando).

Tasa variable: La tasa de interés puede subir o bajar dependiendo del funcionamiento de la economía nacional.

Tasa mixta es una combinación de algunos años pagando tasa fija, y otros pagando una tasa variable.

2. Hay más de un tipo de Crédito Hipotecario

Sí, existen tipos de tasas, pero también existen tres tipos de Crédito Hipotecario, y tú puedes escoger el que más te convenga. Estos pueden ser:

a) Con Letras de Crédito

b) Mutuo Endosable

b) Mutuo No endosable

¿Quieres saber cuál es cada uno? Visita nuestro artículo anterior.

3. Debes cumplir algunos requisitos para postular

Ser mayor de 18 años y tener buenos antecedentes comerciales son lo básico. Dependiendo del banco también te pedirán cierta antigüedad laboral si es que eres trabajador dependiente (puede ser un año o dos); o cierta antigüedad desde que iniciaste actividades, en caso de que seas independiente (un año o dos, dependiendo de tu título)

Además, luego de recibir estos papeles el banco hará una evaluación del precio de la propiedad que deseas comprar (tasación), y dependiendo de esto podrá solicitarte más papeles si así lo requiere.

4. Debes tener un pie ahorrado

En general se pide un pie de 20%, aunque algunos bancos aún aceptan el 10%. Si no cuentas con el pie, existen propiedades que aún no se han terminado de construir (“en verde”) y que permiten pagar el pie en cuotas.

Además, es importante para tus finanzas, que sepas que el dividendo no puede ser superior al 25% de tu ingreso mensual.

5. Tener en cuenta estas siglas, para siempre: Costo Total del Crédito (CTC) y Carga Anual Equivalente (CAE)

No te olvides que lo más importante antes de pedir el crédito, es conocer el valor final de este. El Costo Total del Crédito engloba tooodos los costos que incluye un crédito. Esta cifra te ayudará a ver más claramente cuál es el crédito más conveniente.

Por otra parte, la Carga Anual Equivalente es un porcentaje que revela el costo de un crédito en un año. Con este porcentaje puedes comparar el costo de otros créditos de iguales condiciones.

6. Endéudate saludablemente

Este último punto es fundamental para que tu crédito pueda ser pagado de principio a fin, y para que no pases sustos. Como ya te advertimos, ten siempre en cuenta que el dividendo que pagues no sea mayor al 25% del ingreso mensual.

¡Siguiendo estos pasos lograrás tu propósito!

EXISTE MÁS DE UN CRÉDITO HIPOTECARIO, Y SI NO LOS CONOCES PODRÍAS TOMAR UNA DECISIÓN MUY ERRADA

¿Ya te decidiste a comprar una casa? Entonces sabes muy bien que para todos es muchísimo más fácil hacerlo a través de un Crédito Hipotecario. Sin embargo, no existe solo un tipo de estos créditos, y tomar una decisión sin la información completa podría llevarte a cometer un error importante.

Por eso, te explicaremos de manera sencilla cuáles son los tipos de Crédito Hipotecario, y así podrás tomar la decisión correcta y disfrutar de tu casa nueva.

1. Crédito Hipotecario con letras de crédito

En este caso, el banco utiliza un instrumento llamado “letras hipotecarias”. Estas “letras” se venden a otros y así, se obtienen los recursos para financiar el crédito.

Pero…

Pero… ¿a qué precio son vendidas estas letras? El precio varía según las condiciones del mercado, y pueden presentarse escenarios que beneficiarán o “perjudicarán” a una de las partes (Banco o deudor) dependiendo de quién quede estipulado en la escritura para hacerse cargo de las diferencias que pueden producirse eventualmente.

¿A qué nos referimos con “diferencias”?

Diferencias positivas o negativas entre el valor de la “letra hipotecaria” y el precio al que esta letra se vende.

Este tipo de crédito financia hasta el 75% de la propiedad, pero debido al valor variable de las “letras” es posible tener que cubrir la diferencia.

2. Crédito Mutuo Hipotecario endosable

Este tipo de crédito lo financia el mismo Banco con recursos propios, y por el valor que solicitó el que lo pide; o sea, no hay diferencias en los valores de las cuotas como podría darse en el caso del Crédito Hipotecario con Letras de Crédito.

Por otra parte, el titular del contrato de pago puede transar la escritura en el mercado mediante un endoso, así terceros podrán financiar este crédito. Sin embargo, el Banco seguirá siendo la entidad responsable de la comunicación con el deudor, por cualquier eventualidad.

Este tipo de crédito puede financiar hasta el 80% de la propiedad.

3. Crédito Mutuo Hipotecario no endosable

Este tipo de crédito también está financiado por el banco, pero a diferencia del Crédito Mutuo Hipotecario Endosable, este crédito no se puede vender a un tercero mediante endoso, por lo que el banco tiene la responsabilidad total del crédito, y el deudor deberá solo al banco.

Este tipo de crédito también puede financiar hasta el 80% de la propiedad.

¿Ya estás listo para tomar tu decisión? 

AHORA QUE ESTÁS SIN PEGA, ESTOS SON LOS PASOS QUE PODRÍAS SEGUIR PARA ESTAR MÁS TRANQUILO

Sí, estar sin trabajo es una de las cosas más angustiosas que pueden vivir las personas; sin embargo, el primer paso para todo es mantener la calma. Sabemos que puedes llevar un par de semanas o varios meses sin encontrar trabajo, y por lo mismo nuestra misión es darte algunos tips para que la búsqueda sea más fácil:

1. Que tu presentación impresione

Lo primero que ve un empleador en el curriculum es la presentación. Si bien no puedes aspirar a crear algo ultra fantástico como podría ser el CV de un diseñador, puedes pulir aquellas habilidades en las que destacas, y sacarles provecho para armar tu presentación.

La clave de una excelente presentación es que el primer párrafo convenza. Desde esa base, cuida cada una de tus palabras y dales un enfoque desafiante, como si no fueras tú quien nos necesita, sino ellos a ti.

2. Haz conexiones

Esto tenlo muy claro: No importa qué tipo de trabajo estás buscando, siempre necesitarás contactos. Desde ahora puedes comenzar a presentarte entre la gente, entre los amigos de tus amigos, y entre la familia como alguien con increíbles capacidades laborales. Incluso si tienes manejo de Internet, puedes armarte un perfil de Linkedin y comenzar a hacer contactos.

3. Búscate en Google

Nunca sabes qué tipo de empleador es el que te busca, pero hay una cosa clara, y es que hoy todo está expuesto en Internet. ¿Te imaginas que lo primero que aparezca en Google sea tu cuenta de citas online? Lo mejor es que comiences a limpiar tus redes y a ponerte en el lugar de tu empleador. Él querrá ver que eres un profesional.

4. Usa tu seguro de cesantía

No tengas miedo a ocuparlo, pues es tuyo y es tu salvavidas en estos momentos de intranquilidad. Lo recomendable es que te entreguen el seguro en “cuotas”, de esa manera podrás administrar mejor ese dinero, y estar tranquilo.

5. Pierde el miedo a emprender

Emprender es mucho más que armar una “graaan empresa”. Emprender es ocupar tu talento, tiempo libre, y ahorros (que puedes tener a partir del seguro de cesantía) para armar algo tuyo que te genere dinero y felicidad. Si es un carrito de sopaipillas o es un start-up, lo importante es que te haga sentir cómodo.

A veces el tiempo de cesantía es la mejor oportunidad para comenzar a independizarte.

Somos lo que queremos construir de nosotros mismos, y el valor de eso está en ti. ¡No te desesperes, y ocupa bien tu tiempo!

5 MANERAS DE PONER EN PRÁCTICA EL MICRO AHORRO Y SALVARTE MES A MES

Como viste en el video, el microahorro es un método orientado a juntar plata en pequeñas cantidades. Es diferente al ahorro pues no tiene una sola fuente, sino que viene de varios orígenes.

Si lo que quieres es conocer todos esos orígenes desde los que puedes aplicar el microahorro y juntar platita para lo que quieras, entonces atento que aquí te van algunas maneras de hacerlo.

1. Deshacerte de lo que no usas

Además de ser algo muy sano, te servirá para ahorrar pequeñas cantidades de dinero. No necesitas vender un televisor, pero quizás sí puedes vender un viejo CD que ya no usas, o unos pantalones que ya no te quedan. Si juntas muchas cositas, probablemente te hagas una buena base.

2. Compra por mayor

La compra por mayor está muy segmentada hoy. La gente cree que solo puede comprar por mayor si tiene a cargo un negocio. Pero, ¿qué pasaría si te juntas con dos o tres personas, y hacen una compra por mayor entre todos?

Lo que resultará será: precios más bajos por las mismas cosas que compras siempre, y por ende, un micro-ahorro.

3. Piensa verde

Duchas más cortas, luces apagadas, desenchufar lo que no se usa, cambiar las ampolletas por unas de bajo consumo, y todo aquel pensamiento que te haga sentir más consciente con el medio ambiente, también te hará ahorrar en pequeñas cantidades. Y es que un aparato enchufado sigue consumiendo energía, y esta energía se traduce en dinero en la cuenta de fin de mes.

4. Cocina en mayor volumen

Cocinar en cantidades mayores te permite el ahorro de consumo de electricidad. Si vas a hornear un pollo, no pongas una pechuga, pon el pollo entero y luego congelas lo que quede cocinado. Y por supuesto, el cocinar en mayor cantidad te permitirá rebajar los costos de los ingredientes.

5. Reemplaza los gastos hormiga

Todos los días nos vemos tentados a gastar dinero en cosas pequeñas: el chocolate, la botella con agua, un par de aros nuevos, etc. La clave de este tipo de micro ahorro está en reemplazar esos gastos por dinero. ¿Cómo? Fácil, cada vez que vayas a gastar en esas pequeñas cosas, guarda ese dinero en otra parte, y así evitarás tentaciones innecesarias, y terminarás con más plata para tus proyectos.

¿Conoces otras formas de micro ahorro?

¿ESTÁS A TIEMPO DE COBRAR TUS IMPUESTOS? ASÍ ES CÓMO DEBES HACERLO

Si llegaste hasta acá, es porque aún estás en el plazo de declarar tus rentas y obtener a cambio la anhelada devolución de impuestos.

Bien, si es así no queremos que dejes nada al azar, y es por eso que te daremos las claves que debes tener en cuenta para tener una devolución exitosa.

Desde el 1 de abril, y hasta el 9 de mayo se está efectuando la llamada  “Operación Renta”, nombrada así debido a su acotado plazo, y su nivel de urgencia. En este proceso lo que se realiza es la declaración de renta, trámite en el que tú informas al Servicio de Impuestos Internos (SII) cuáles fueron los ingresos que recibiste en un año.

Este trámite lo puedes hacer desde la casa, con un computador, o bien ir directamente a una oficina del SII a hacer tu declaración. Lo importante es que tengas en cuenta lo siguiente:

1. Debes llenar el Formulario 22 (F22)

No, no es la fecha de un sismo, es el nombre que recibe el documento que tú llenas con tus antecedentes y con el resumen de tus rentas del año anterior. El F22 está disponible en kioscos, o también en la página web del SII, generándolo a partir de la propuesta de declaración de renta que está disponible online. 

2. Tienes que estar atento a las fechas

En este año el proceso comienza el 1 de abril y termina el 9 de mayo como fecha última. Y dependiendo de cuando declares, será la fecha en que se te devolverá dinero en caso de que corresponda.

Declaración (envío de F22) / 01 al 20 de abril  / Devolución por transferencia 11 de mayo.
Declaración (envío de F22) / 21 al 26 de abril / Devolución por transferencia 18 de mayo.
Declaración (envío de F22) / 27 al 09 de mayo / Devolución por transferencia 25 de mayo.
Devoluciones con cheque y pago por caja /30 de mayo. 

3. El trámite es gratis

¡Sí! Así que no te preocupes por ese detalle 😉

Ahora sí, es momento de que cobres esa platita que el Estado quiere devolverte.

5 PREGUNTAS COTIDIANAS QUE TODO CHILENO TIENE SOBRE LA LEY DE REDONDEO

Es un hecho que de a poco y sin darnos cuenta dejamos de ver a las hermosas monedas de $5 y de $1. Y aunque esta decisión fue tomada con mucha responsabilidad, es lógico que aún tengamos una serie de preguntas con respecto a la Ley del Redondeo (O Ley Nº 20.956).

Como queremos darte las respuestas que buscas, hicimos una lista con todas esas dudas que podrían quedarte, para que veas la aplicación de esta Ley en la vida real:

1. ¿Ahora ningún precio podrá tener al final de la cifra números entre $1 y $9?

Claro que sí, pero estos estarán disponibles para pagos exclusivos con tarjeta de débito, crédito, cheque o vale vista. En efectivo esta cifra debiese redondearse hacia arriba, o hacia abajo según corresponda.

2. ¿Y qué pasa si tengo monedas para pagar una cuenta terminada en 8, por ejemplo?

Nos alegramos de que seas una persona nostálgica que conserve aún esas monedas, sin embargo es momento de deshacerte de ellas en el banco. Con la Ley de Redondeo debes redondear hacia la decena superior, y todo pago en efectivo debe ser terminado en 0.

3. Pero no me quieren recibir las monedas de $1 y de $5 que tengo

Aunque las monedas dejen de circular, no pierden su valor; así que si tienes 10 monedas de $1, o dos monedas de $5, deben aceptártelas (siempre considerando que hacen una cifra terminada en 0).

4. Ya pero, ¿puedo pagar una cuenta terminada en 8, con tarjeta de débito?

¡Claro que sí! Como te contamos, las monedas de $5 y de $1 no pierden su valor. Lo único que pasó es que dejaron de circular y por ende, se creó una Ley para el intercambio justo.

5. ¡Me dieron una boleta por $446 y me hicieron pagar $450! ¿Me estafaron?

No, tranquilidad. Esta Ley no tiene efecto tributario, y, por lo mismo, si bien se aplica al pago que debes hacer, el valor de la boleta o factura reflejará el precio de la transacción sin redondear.

¿Tienes más dudas? ¡Cuéntanos y te las resolvemos!

ESTO ES LO QUE SIGNIFICAN CADA UNO DE LOS SEGUROS QUE PAGAS EN LOS CRÉDITOS

¿Te ha pasado que al momento de adquirir una tarjeta de crédito, o de sacar un crédito, en el contrato te aparecen algunos seguros?

Claro, a quién no.

Para no marearte, te explicaremos a grandes rasgos de qué se trata cada uno de estos seguros, y qué es lo que cubren. Pero queremos dejarte en claro desde ya, que ninguno de estos seguros es obligatorio, y aunque son bastante útiles, no son indispensables al momento de tomar tu crédito.

1. Seguro de desgravamen

Este es el más común, y es realmente útil, pues en caso de fallecer antes de terminar de pagar tu crédito, este queda totalmente cubierto en lo que queda pendiente (o insoluto). Así evitas heredar la deuda a tu familia.

2. Seguro de cesantía

Este seguro cubre algunas cuotas de tu crédito (la cantidad dependerá del lugar donde contrates el crédito) mientras estás sin trabajo, o incapacidad laboral temporal.

3. Seguro de vida

Este seguro no cubre nada del crédito, pero le entrega una platita a tu familia en caso de que fallezcas.

4. Seguro de incendio

Este seguro viene en los créditos hipotecarios, y protege el valor total de tu casa o departamento en caso de incendio.

5. Seguro de sismo

Al igual que el seguro de incendio, viene en los créditos hipotecarios y protege el valor de tu casa o departamento en caso de sismo o terremoto.

Es importante que revises detalladamente el contrato de tu crédito y veas los pro y contras de contratar cada seguro, pues, si bien no son obligatorios, podrían ayudarte.

¿Quedaste más claro?  

¿QUIERES PEDIR PLATA? ESTO ES LO QUE TE VA A COSTAR EN TOTAL DEPENDIENDO DEL MÉTODO QUE ELIJAS

Se acaba marzo y muchos sacamos cuentas con saldos negativos; y es que el uniforme, la patente, y el gasto emocional de este mes es bastante grande, y todos quedamos un poco en la ruina.

Por eso puede que ya se te haya ocurrido recurrir a un crédito, y no es una mala decisión. Sin embargo debes tener en cuenta cuánto cuesta pedir un avance en efectivo, un crédito, ocupar una tarjeta de crédito o usar la línea de crédito en el caso de que tengas una cuenta corriente.

AVANCE EN EFECTIVO 

Es una alternativa que ofrecen las tarjetas de crédito. Por lo general es más caro, así que ten ojo.

Usualmente el avance en efectivo considera lo siguiente (puede variar según la entidad financiera):

Impuesto + intereses + comisión por avance + comisión por mantención y administración

Si quieres por ejemplo, sacar un avance de $200.000 en 12 cuotas, te puede costar desde $215.000 aprox. en un banco, hasta $500.000 aprox. si solicitas el avance en un retail.

CRÉDITO

Un crédito de consumo en general es más económico, sin embargo debes tener en cuenta que hay varios seguros asociados que se incluyen, pero que puedes eliminar, pues son optativos. Un crédito de consumo considera usualmente:

Impuesto de timbres y estampillas + Notaría + Seguro de Desgravamen + Intereses

Si pides un crédito de $3.000.000 en 12 cuotas, este puede ir (dependiendo de la entidad financiera) desde los $3.825.879 en un banco, hasta los $4.838.400 en una caja de compensación.

TARJETA DE CRÉDITO 

La compra con tarjetas de crédito suelen ser las favoritas de las personas, esto porque pueden hacer compras más pequeñas por montos manejables.

Los cobros por una compra en cuotas, consideran:

Impuesto + Intereses Comisión x compra en cuotas +  Comisión mantención y administración

Si por ejemplo haces una compra de $200.000 en 12 cuotas, puedes terminar pagando entre  $212.002 con una tarjeta bancaria, hasta $350.429 con una tarjeta de retail.

LINEA DE CRÉDITO 

La línea de crédito se encuentra asociada a una cuenta corriente y corresponde a un monto (previamente acordado con el banco) que se renueva de forma automática, y que el cliente tiene disponible para uso y eventuales sobregiros.

Suele ser uno de los métodos más caros, por eso solo debieses optar por usarlo en casos “urgentes”.

Las tasas de interés de la línea de crédito a veces incluso se acercan a la Tasa Máxima Convencional (TMC), además de que deben pagarse otras comisiones por su utilización. Usualmente considera:

Intereses + Impuesto de timbres y estampillas (que se paga cada vez que se usa la línea) + Seguro de Desgravamen (se paga en caso de uso y de no uso).

Mientras más alto sea el cupo de la línea de crédito, es probable que gastes más, por eso trata de fijar un monto que sepas que puede ser útil, y que puedas pagar.

Los créditos son una buena alternativa si cotizas 🙂

¿POR QUÉ LA PATENTE INFLUYE TANTO EN LOS COSTOS DE UN VEHÍCULO?

Puede que ya el metro te tenga un poco harto, o que simplemente las micros no te paren, y que hayas decidido que es momento de comprar un auto.

Si es así, ¡felicitaciones! es un gran paso y te evitará bastantes dolores de cabeza en hora punta. Sin embargo, es importante que consideres, además del precio del vehículo que comprarás, el costo de su patente.

La patente es el permiso de circulación que anualmente pagan todos los vehículos motorizados, por andar en las calles. Y en la vida real, muy poco se fijan en este costo al momento de escoger un auto.

¿Te imaginas si en un concurso te ganas un auto de lujo? Sí, estarías infinitamente feliz, pero te contamos que al momento de pagar el permiso de circulación, tendrías que enfrentar un gasto millonario.

Por eso, si estás pensando en comprar un auto, ten en cuenta estas características antes de decidir: la marca, el tipo, el año y la transmisión.

¿Tomaste nota?

Ahora que ya sabes lo que debes tener en cuenta, puedes comenzar a cotizar el auto de tus sueños.