Diccionario Financiero

Acá te explicamos todas esas palabras que usan los bancos y que nadie entiende. Así podrás entender un contrato antes de firmarlo y tomar bien esas decisiones que afectan tu bolsillo. Recuerda que estas definiciones son generales y la forma exacta en que cada entidad financiera las aplica o interpreta puede variar.

A

Abonar la Cuenta

Es pagar sólo una parte de una cuota atrasada. A lo que te falte pagar le seguirán aplicando intereses.

Acreedor

Es una persona o empresa a la que le debes dinero y que tiene el derecho de exigir el pago de esa deuda.

Ahorro

Es ir guardando parte de tus ingresos en alguna institución financiera. Así tendrás un “colchoncito” para enfrentar gastos imprevistos y poder construir tus sueños -comprar un auto, una vivienda, vacaciones, etc-. Lo ideal es que al menos ahorres el 10% de lo que ganas cada mes (tus ingresos divididos por 10). Hay muchas formas de guardar tu dinero (Cuentas de Ahorro, Depósitos a Plazo y Fondos Mutuos, etc.) y hacer crecer tu plata, ya que las instituciones te pagan por guardar tu dinero con ellos bajo ciertas condiciones.

Amortización

Acción de pagar parte o el total del capital de una deuda.

Aumento de Cupo

El “cupo” es la cantidad de dinero disponible que te presta una institución financiera a través de instrumentos como la Tarjeta o Línea de Crédito. Cuando te ofrecen -o pides- un aumento en ese cupo, queda acordado que ahora dispondrás de una cantidad de crédito mayor en esos instrumentos. Si usas ese dinero tendrás que pagarlo después, más intereses y otros cobros.

Aval

En ocasiones una institución financiera puede exigirte un “aval” para darte un crédito. El “aval” es una persona que por contrato se compromete a cancelar una deuda, en caso de que la persona que pidió el crédito y recibió el dinero no pague. Legalmente un aval es responsable de esa deuda, por lo que de negarse a pagar podría ser demandado, llegando incluso al embargo y remate.