¿Por qué existen los bancos?

A diario realizamos transacciones financieras en que un banco hace de intermediario, y muchos de nosotros nos hemos llegado a preguntar en algún minuto: ¿por qué existen los bancos?

¿Te imaginas lo complicado que serían los negocios sin estas instituciones? ¿O confiarle nuestra plata a un desconocido sin garantías de nada? Para entender todo esto, primero debemos saber qué es precisamente un banco.

¿Qué son los bancos?

En palabras simples, los bancos son entidades que administran dinero, lo reciben y lo prestan a las personas, obteniendo una ganancia por las transacciones realizadas.

En el artículo 40 de la Ley General de Bancos se especifican con un poco más de profundidad las actividades que realizan: se dedican a captar o recibir los fondos de las personas, con el fin de darlos en préstamo, descontar documentos, proceder a la intermediación financiera, realizar inversiones, rentar los dineros y, en términos generales, llevar a cabo toda operación que la ley permita.

Así, si tuviéramos que resumir por qué existen los bancos en dos simples motivos, serían los siguientes:

  • Para impulsar y mantener en equilibrio a la economía.
  • Para administrar el dinero de cada uno de nosotros.

Equilibran la economía

Tiene que haber un flujo constante de dinero para mantener a la economía en equilibrio, para que así puedan prestarlo aquellos que son capaces de hacerlo y para que lo pidan quienes lo necesiten. En otras palabras, los bancos hacen de intermediarios financieros entre prestamistas y prestatarios, haciéndolos coincidir en un momento determinado, simplificando este proceso económico fundamental.

Esto no siempre fue así. Hace algunos siglos atrás, antes de que existieran los bancos, había una concentración de recursos, y era mucho más difícil obtenerlos para construir casas o realizar un proyecto. Gracias a la economía actual, hoy podemos pedir préstamos en un banco y -con la promesa de ir pagándolos en el futuro- hacer frente a una necesidad, como obtener recursos para la operación de tu negocio.

Podemos decir además, que uno de los roles más importantes de los bancos es el de absorber el riesgo de crédito. Esto significa que el riesgo de prestarles dinero a las personas, empresas y entidades públicas, ante la probabilidad de que no les paguen, recae sobre los bancos. En palabras simples, si alguien más no paga lo que pidió, eso no se traspasará a los que tienen su dinero guardado allí.

En resumen, los bancos tienen como misión hacer fluir el capital para que todos tengamos la posibilidad de acceder a él de forma segura.

Permiten realizar nuestras actividades financieras

Entre los servicios básicos más importantes que ofrecen, destacan los siguientes:

  • Depósitos: tú mismo puedes ir y guardar tu plata en el banco cuando desees, en cuentas corrientes o de ahorro.
  • Préstamos: si necesitas financiar alguna actividad económica, puedes pedir distintos tipos de préstamos, como un crédito hipotecario para la casa o uno automotriz para el auto.
  • Transacciones: ya sea por cheques o por transferencias de dinero de una cuenta a otra, los bancos facilitan los pagos entre personas e instituciones.
  • Asesoramiento financiero: los bancos, como cualquier empresa, tienen ejecutivos. Ellos pueden guiarte en una mejor decisión para abrir cuentas, hacer depósitos o pedir préstamos.
  • Cambios a moneda extranjera: también hacen de facilitadores de plata local o internacional, tanto para extranjeros como para ciudadanos chilenos.

Como puedes ver, los bancos nos permiten realizar nuestras operaciones bancarias todos los días, como abrir cuentas, sacar plata de la tarjeta, hacer depósitos, recibir el sueldo a fin de mes y muchas cosas más, manteniendo en movimiento el gran ciclo económico.

Comparte:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Entradas recientes

Categorías